Cada níscalo en su potorro y dios en el de todas.

Si, que ya, que no nos habéis visto el pelo, que hemos estado un poco ausentes. Es que tenemos muchos quereseres.

Ya os dijimos que afrontaríamos el otoño con arrestos y en ello estamos. Compaginando lo que viene siendo el mundo rural con la noche mas cosmopolita y underground de Sant Feliu de Gixols. ¡Qué castellets! ¡qué triceps!.
Entre el poweryoga, escabechar arenques, ir a por setas y poner a tono el suelo pélvico, no sabemos por donde nos da el aire. Cualquier día albardamos las bolas chinas y nos metemos los níscalos (rovellons) por el potorro.

IMG_9578 copiala Montse micológica y esportiva a partes iguales.

Sentimos la necesidad imperiosa de ocupar cada minuto del día y de la noche que, al ser más larga, nos proporciona un sinfín de labores plenamente satisfactorias.
Continuamos en esta jungla de actividad frenética y húmeda que acompaña inexorablemente a esta estación rencorosa por antonomasia.
Seguiremos informando…

“En otoño, la mano al coño”

La Montserrat.

Anuncios

Elucubrar y lubricar. La duda ofende.

Hoy nos invade uno  de los grandes enigmas de la humanidad.
¿Lubricas cuando elucubras?
¿elucubras en exceso?
¿te quedas corta lubricando?
¿cómo me la elucubraría yo?
Devanándonos la sesera con tanta incógnita, hemos decidido pasar a la acción.

IMG_9501Foto archivo. Dándole al tema en plan empírico.

Tras el trabajo de campo, somos incapaces de discernir.
¡Lubricar y elucubrar, todo es empezar!

 

 Post data: ¿sabes lo que pasa cuando dices que lubricas? Uh, ah, ah, uh, ah. ( léase con música de fondo Arriquitaun)

Hitzak, paraules, palabras…

 La palabra, esa gran fémina que nos lleva a un orgasmo permanente.
El sidecar de nuestros pensamientos y deseos más arcanos.
Esos vocablos que acarician y derriten nuestra sesera en las largas noches otoñales, con el crepitar del fuego en los hogares. Aaah… cuan es de grande tu estela, que cubre de infinito placer la majestuosidad del mismísimo coño.

IMG_9465El mismísimo coño y una servidora departiendo y gozando.

Siendo tan grupies como somos de todo lo que tenga que ver con hablar y despotricar de lo habido y por haber, no podíamos dejar pasar esta jornada tan chiripitifláutica.
23 N. Día internacional de la palabra.
La palabra, nos permite cosas maravillosas a la par que gratificantes.
Verbigracia; Insultar, halagar, cagarse en las putas muelas del personal, protestar, decir guarreridas, cantar, gritar… movidas tochas de toda índole.

 

“En la boca del discreto lo público es secreto”

Muy oído.