La entelequia, quién la pillara.

El fervor popular y los porros son como la paella, hay que dejarlos reposar. Ya lo dijo Aristóteles (que no daba puntada sin hilo) y no hemos hecho ni puto caso.

Pero para nosotras, que estamos motomamis perdías, no es más que una quimera.

Somos de mecha corta.

Ya nos gustaría tener temple, marinar las ideas, no ir por la vida como vaca sin cencerro.

Me he comprao un casoplón que pa qué las prisas. Así, a bote pronto.

Si tú notas que se te viene la fuerza mayor, ahí… con tol potencial, no corras, hazla tuya. Es la entelequia que llama a tu puerta.

Pd.-El pescado azul en los tiempos que corren tiene mucho mercurio. Cuanto más grande más tiene.