Por San Blas, la cigueña verás.

“Febrerico el corto, un día peor que el otro”
“Año bisiesto, año funesto”
Y nosotras nos preguntamos, ¿a qué viene tanta inquina, tanto rencor? ¿qué pasa con febrero?
Que porque sea el rarito , y no se decide, ¿ya no mola?, ¿no puede tener dudas?. Millas o yardas,  pelo afro o mechas californianas, torreznos o patorrillo. Pues si, es caprichoso, ¿pero quién no lo es…?
“Día arriba día abajo, el cencerro con badajo”
Febrero es mes de ventosidades y regûeldos. No hay nada como un buen cuesco después de meterse entre pecho y espalda un Romanescu a la Cheslong, (miembro, pelín hipter, del clan de las crucíferas, rollizas y turgentes, tan propias de esta época del año).

_MG_5531

Sinfonía No3. Flatulencia en Sol Menor. Allegro ma non troppo.

Y además, tenemos el santoral a rebosar, hasta las mismísimas cartolas, santa Águeda, san Blas, san Violentín, las candelas, y este año don Carnal, que no es santo, pero le veneramos como tal. Aunque nosotras seamos más de vísperas, una santa viste mucho.
Y como buenas mamíferas que somos, en febrero entramos en celo. ¡Avisao queda!.

 

Pd.- Al ser ser 2020 y caer en bisiesto, hemos aprovechao pa apuntarnos a un curso intensivo de inglés acelerado y cinquillo clásico.

“Año bisiesto, ni aquello ni esto”

people dixit.

la cuaresma, una valiente!!!

La cuaresma, después de los últimos acontecimientos, ha dicho como nuestra María Jimenez;
“Se acabó”
“Abandono la penitencia y el ayuno, entrego definitivamente la censura y el control a las autoridades competentes, o no”
“Estoy hasta la SETA de ser la revienta-fiestas, no más represión en mi nombre, que no termine el Carnaval!!!!!!!!!
Nosotras, como buenas locas del coño, entregadas a las pasiones, el libertinaje y el verbo fluido, hemos emprendido una misión.
¡¡¡Don Carnal hasta el infinito y más allá !!!

_MG_8971

A pecho descubierto,eso sí, con la cara tapada , no vaya a ser, pero directas al meollo.

E cuando arrivo a casa… allí está ella, la concupiscencia, con las carnes mechadas, abierta en canal. Henchida de placer, tras haber sentido el discurrir de un capuccino por tol gañote.
_MG_8970
No nos tiemblan las carnes a la hora de provocar lo que sea necesario para perpetuar en el tiempo el desmadre, la algarabía, la lujuria, la lascivia, el marmitako y la barra libre.

 

_MG_8982

 

Selfie en la bacanal de Civitavecchia. Que el ritmo no pare, no pare, no…

 

P.d. .- El Arcipreste de Hita, en “El libro del buen amor”, un best seller que lo PETA, ya nos contó que los colegas de Don Carnal eran Don Amor, Don Almuerzo y Doña Merienda.. Les hemos mandao un wasap y a las 23 post meridian, dios mediante, se vienen pa aquí a guarrear.

perras callejeras 2

 … Tras la fuga de la red, seguimos nuestra aventura en el mundo real.

_MG_7082Instantánea de la trepidante huida

Sin título-1

Nos embarga la emoción,  vamos a conquistar nuestros sueños sin límites ni cortapisas. No va a haber cristo que nos pare…

_MG_7089

_MG_7091

_MG_7101

A esto de la libertad, no le vemos mas que ventajas. ¡¡¡Viva Don Carnal!!!, Gora!!!