Caga el cura, caga el papa y de cagar nadie se escapa

Sabemos que, como personas humanas que sois, estos meses sin nosotras han sido áridos, farragosos, y aburridos que te cagas. Por ese motivo estamos aquí hoy, 19 de noviembre, día mundial del retrete (ojo, que es cosa de la ONU, pero menuda falta hacía).

Tantos buenos momentos hemos pasado, a lo largo de nuestras vidas, tras esas puertas de urinarios de taberna…

Esas lecciones de filosofía urbana garabateadas en el dorso, fruto de necesidades y pasiones.

undefined

Esos coqueteos con las drogaínas bajo luces tenues en el inodoro.

Esas nalgas de acero forjadas a base de miccionar en letrinas de eslalon.

Esos adolescentes tactos torpes en los excusados de cualquier colegio concertado.

Albricias y alabanzas debemos rendir a tan insignes lugares, que no podemos por menos que deciros que “Quién va a cagar y no se pee, es como el que va a la escuela y no lee”.

Miren Bakarne aliviándose.

Quién contra el aire quiere mear, por fuerza se ha de mojar.

Cómeme tol epicúreo.

Estamos inmersas en una investigación de tomo y lomo…con pimientos.

Una fría mañana de febrero, recibimos la llamada del mismísimo Varoufakis (parecía agosto), para citarnos una vez más, a las 5 en la Acropolis.

Ese cuerpo deseable requería nuestros servicios para hacer un master sobre algunas corrientes filosóficas que van por la calle.

Nosotras que somos muy empíricas, nos hemos venido arriba en el trabajo de campo.

¡Coño, medio pollo farlopa!

Nos hemos infiltrado en las B.A.F (bandas azotacalles filosóficas) que defienden a ultranza sus movidas tochas.

Tras el cuerpo a cuerpo con “La cosa nostra epicurea”, “los estoico kings” y “la yakuza escéptica” irremediablemente hemos sucumbido a la ataraxia. Tiempo hacía, que no se nos ponían los pezones como meñiques de gorila.

“Agua que no has de beber, déjala correr”

Sabiduría popular griega.

Cada níscalo en su potorro y dios en el de todas.

Si, que ya, que no nos habéis visto el pelo, que hemos estado un poco ausentes. Es que tenemos muchos quereseres.

Ya os dijimos que afrontaríamos el otoño con arrestos y en ello estamos. Compaginando lo que viene siendo el mundo rural con la noche mas cosmopolita y underground de Sant Feliu de Gixols. ¡Qué castellets! ¡qué triceps!.
Entre el poweryoga, escabechar arenques, ir a por setas y poner a tono el suelo pélvico, no sabemos por donde nos da el aire. Cualquier día albardamos las bolas chinas y nos metemos los níscalos (rovellons) por el potorro.

IMG_9578 copiala Montse micológica y esportiva a partes iguales.

Sentimos la necesidad imperiosa de ocupar cada minuto del día y de la noche que, al ser más larga, nos proporciona un sinfín de labores plenamente satisfactorias.
Continuamos en esta jungla de actividad frenética y húmeda que acompaña inexorablemente a esta estación rencorosa por antonomasia.
Seguiremos informando…

“En otoño, la mano al coño”

La Montserrat.