Témporas y enmiendas. ¡Y tú más!

Gure Nostradamus, El pastor del Gorbea , se ha pronunciado y ha subido el pan. Julian Ajuriaguerra ha dictado sentencia.
Como bien sabéis, andamos en témporas y éste ha sido el veredicto;
«Tampoco vamos a tener verano», «guardad la toalla y el bañador».
«Tres días naturales seguidos buenos». Y no podemos hacer nada.
La Hecatombe, la Apocalipsis y el Acabose, together forever.

IMG_9553

Onintza, estudiando el comportamiento del viento, a puntito de echar un irrintzi.

Estamos sopesando presentar una moción de censura contra las señoras Témporas.
Hartas de amenazas y coacciones, no queremos vivir en el miedo. Ansiamos la fiebre de una noche de verano, con sus calenturas, sus gintonic y con todo lo que conlleva un verano como dios manda.
Por todo ello,  exigimos una climatología menos rencorosa.
  • Cinco días naturales por semana.
  • Mojarnos, lo justo y necesario.
  • No combinar el polar con las chanclas. No siendo hipster, queda feo.
  • Vitamina D de la buena, sin adulterar. ¡Legalización ya!.
Todas estas medidas protegerían a nuestra querida oveja latxa (un mal trueno y adiós requesón). Y a esos tomates, que necesitan más el solete, que Donatella Versace.

Post Data.- Si esta moción, no llega a buen puerto, os esperamos en Torrevieja-Alicante.                       ¡Quedáis avisás!

 

«Un trueno va a hacer barbaridades». «Están cayendo bombas por todas partes»

Jacinto Sagarna (Abadiño)

 

Elucubrar y lubricar. La duda ofende.

Hoy nos invade uno  de los grandes enigmas de la humanidad.
¿Lubricas cuando elucubras?
¿elucubras en exceso?
¿te quedas corta lubricando?
¿cómo me la elucubraría yo?
Devanándonos la sesera con tanta incógnita, hemos decidido pasar a la acción.

IMG_9501Foto archivo. Dándole al tema en plan empírico.

Tras el trabajo de campo, somos incapaces de discernir.
¡Lubricar y elucubrar, todo es empezar!

 

 Post data: ¿sabes lo que pasa cuando dices que lubricas? Uh, ah, ah, uh, ah. ( léase con música de fondo Arriquitaun)

8-1-2018, un pelín le falta pa capicúa.

Ha llegado el 2018, promete ser tocho.
Le haremos frente más chulas que un ocho.
No pensamos coger el mocho, vamos a estar todo el año dándole al kalimotxo, jartandonos de bizcocho y tocándonos el chocho.
El 8, VIII, oito, vuit, – – – .. , zortzi.

haha

 Foto archivo: Conde Draco cuenta que te cuenta.

Es el número de la suerte de nuestros amigos los chinos, si está tumbadito es el infinito y con 61 más, feliz te hará.
Y qué decir de su presencia en la madre naturaleza, que si los ochomiles, que si los 8 planetas, que si el chavo del 8, que los 8 ojitos de las arañas, que si Alien (a la teniente Ripley no le hizo mucho chiste).
Y ese gran octópodo, que tanta bondad alberga (tres corazones tiene). Eso si, no le vayas a dar un susto, que te lanza un chorrazo de tinta por el mismísimo orto, que te avía.

IMG_9494Instantánea de joven aguerrida y hambrienta.

Ahora, en lo que a la manduca se refiere, es mucho más que un simple cagueta.
A feira, a la plancha, al horno, a la vinagreta, polvo à lagareiro, al ajillo… corre, corre que te pillo.

 

 

» El 8 entraña el nacimiento de algo nuevo, cara huevo.»

Presuntas Perturbadas.